Datos personales

miércoles, 6 de octubre de 2010



La montaña no es justa ni injusta,es impredecible,y uno se adentra en ella con las armas que uno mismo se ha fabricado o forjado,enfrentarse a ella es enfrentarse consigo mismo y aqui no cabe la mentira,solo triunfa la humildad y el sentimiento de sentirse pequeño es estas montañas y esa gran inmensidad.

El esfuerzo fisico,en algun momento,ya ha pasado el unbral,y lo que te lleva a seguir es tu propia moral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada